Sobre la Prohibición del acceso a lo que es Patrimonio de Todos, Playa de Duhatao
6 de noviembre, 2014

Presentación1

Letreros que señalizan la prohibición del acceso al sector de la playa de Duhatao

 

Durante el fin de semana recién pasado nos encontramos frente a una situación que consideramos injusta y creemos necesario evidenciar. Hacemos referencia a la forma en la que algunos traen su ecologismo puro rodeado de restricciones y prohibiciones, llegando a tomarse la atribución de cercar lo que hasta hace poco fue público.

No queremos ahondar en si existe o no cultura cívica responsable de nuestros pares locales o visitantes, que en general tienen muy malos hábitos con la basura dejándola en los mismos lados que visitan para disfrutar por ejemplo un hermoso paisaje. No es nuestro propósito remarcar si es o no necesario llenarnos de letreros de “no botar basura”  o “cuidar el medioambiente”. Sin embargo lo que  NO toleraremos es que estos feudo señores compren con su dinero el paisaje que mejor les parezca (aun cuando quizás solo estarán dos días al año en sus magníficos inmuebles), y nos cierren el paso a nuestras dunas o playas.

Ocurrió por un tiempo en la bajada a las dunas de Aulén en la desembocadura del río Chepu, donde se había cercado el camino de transito regular y expedito a la playa por parte de un privado. Ahora es en Duhatao, Ancud.

Allí un señor (que se identifica como ex alcalde no sabemos con cuál finalidad), compra lo que fue antiguamente una duna, se instala en su bella casa de veraneo, y cierra el paso a una de las playas más lindas de Duhatao. ¡Sí, justo ahí! donde probablemente USTED estuvo y se encuentra una caverna que cruza uno de los acantilados. Ahora, este señor tiene una playa exclusiva para él y bien le valen los letreros de recinto privado y cuidado del medioambiente como chivo expiatorio para cerrar todo acceso libre.

Este es un llamado para estar atentos ante este tipo de conductas prepotentes, y básicamente porque es un Bien Nacional de uso público (artículo 589 del Código Civil). Evitemos que en este generoso territorio, donde era posible caminar libre por campos y playas, donde existía el buen vecino, donde existía diálogo y calidez humana, todo tenga precio y propiedad, prevaleciendo que todo sea privativo, todo sea capital, todo sea individualismo.

Esperemos que esas malas y egoístas costumbres de unos pocos no tengan cabida en este territorio nunca.​

IMG_0857

 Playa y cuevas con prohibición del acceso en el sector de Duhatao

duhatao_playa

Mapa con la ubicación de la Playa de Duhatao