Una herramienta para la protección del Humedal de Putemún
5 de agosto, 2015

Cuando hablamos de herramientas de conservación de la biodiversidad (genes, especies, paisajes y ecosistemas, con sus elementos, estructura y funciones), lo primero que se nos podría venir a la mente son las grandes extensiones de Parques Nacionales y Reservas que se encuentran en nuestro país, las cuales cubren cerca del 20% de territorio nacional.

La clásica visión de conservación bajo un enfoque ecológico, busca disminuir las intervenciones e impactos que provienen principalmente de la actividad antrópica, excluyendo al ser humano (parcial o totalmente) de estas áreas de alto valor ecológico. Sin embargo, una realidad ineludible es que el ser humano se encuentra en constante interacción con la naturaleza, habitando casi todos los tipos de ecosistemas existentes. Esta realidad nos lleva a pensar en la necesidad de realizar conservación de nuestro patrimonio natural en donde se sustituya la exclusión del ser humano por la educación e integración de este con su entorno, potenciando una relación armónica y de respeto con los elementos naturales y sus funciones.

En la búsqueda del equilibrio entre la protección ambiental y las actividades humanas,  CECPAN se encuentra trabajando con la comunidad de Villa Los Flamencos, habitantes que colindan con el Humedal de Putemún, Castro. Por voluntad de los vecinos y su preocupación por el cómo la actividad residencial podría estar repercutiendo en el humedal, estamos trabajando en el establecimiento de una «Servidumbre con fines de Conservación» (basada en las Servidumbres de Conservación de Estados Unidos), herramienta legal que permite establecer acuerdos de buenas prácticas entre las propiedades, regulando sus actividades en función del objeto de conservación: el Humedal de Putemún. Las servidumbres voluntarias son gravadas en el título de propiedad, siguiendo al propietario y no a la tierra lo que les da un carácter perpetuo.

Esta herramienta transformaría a Villa Los Flamencos en un Área de Conservación Privada, única en su tipo en Chile.


El valor de esta servidumbre radica en que nace de las voluntades de la propia comunidad en la que se instaura, es decir, la comunidad decide actuar sobre un problema y hacerse cargo, regulando sus propias actividades y acciones para asegurar el resguardo del territorio que valoran, no solo para ellos, sino que también para las generaciones futuras. Esto garantiza la protección de los elementos de valor de Villa Los Flamencos y la regulación de los impactos en el humedal, percibiendo los beneficios los propietarios actuales y futuros.


VANESSA DURÁN SANZANA
Bióloga con mención en Medio Ambiente
vduran@cecpan.org
Cel:(+569) 8723 84 52
Teléfono/Fax: (+56) 65 253 40 62

Este proyecto es parte del «Plan de Conservación de Aves Playeras Migratorias» financiado por David & Lucile Packard Foundation y Manomet Center, junto con el «Proyecto de protección de aves migratorias de Chiloé: Conservación y Manejo de tierras» de Audubon Society  y David & Lucile Packard Foundation.