Monitoreo de Cisne de Cuello Negro en la Isla de Chiloé
15 de septiembre, 2015

El Observatorio de Aves (ObsAves Chiloe) del Centro de Estudio y Conservación del Patrimonio Natural, CECPAN, ha realizado durante septiembre el monitoreo correspondiente al proceso de nidificación en 12 sitios en 7 comunas de la Provincia de Chiloé, esto en el marco del “Plan de Monitoreo y Acción Ciudadana para la Protección del Cisne de Cuello Negro”.

La actividad consistió en realizar censos a distancia utilizando binoculares, registrando el número de nidos, número de parejas por nido y tamaño de la población en cada colonia, además del conteo de huevos predados y nidos abandonados.  Asimismo, se realizó el seguimiento de las especies anilladas por CECPAN con un collar de color rojo numerado,  como parte de un estudio de la dinámica reproductiva de la especie

Durante la actividad en terreno se realizó la instalación de señalética que indica que el área es usada  por esta especie en su época de reproducción, para que los transeúntes tengan los resguardos respectivos.

La especie cisne de cuello negro (Cygnus melancoryphus) está en la categoría de En Peligro en las regiones VIII, IX y X, y en categoría Vulnerable en las regiones IV, VII, XI, XII. Las principales causas son las alteraciones ambientales que se traducen en la destrucción de su hábitat. Estas categorías indican que la población no está en su óptimo y pueden provocarse problemas en su permanencia en las áreas de distribución.

El cisne de cuello negro en nuestras costas, es una especie carismática y  es común observarla en sus conductas habituales en bahías interiores de los humedales costeros de la Provincia.

En los sitios de nidificación hay señaléticas con diversas advertencias que se deben acoger para promover la conservación de la especie.

WP_20150914_042

En esta época, el cisne de cuello negro está en pleno proceso reproductivo por lo que debemos promover las siguientes conductas:

PRECAUCIONES PARA TRANSEÚNTES

Es nuestro deber como humanos el poder convivir de la mejor manera con la diversidad biológica que el Archipiélago de Chiloé aún posee, por lo que los instamos a promover esta información para mitigar nuestros impactos en esta especie y su ecosistema.

Agradecemos a las familias con las que compartimos información sobre este proceso y a las familias que nos recibieron en sus casas para alojamiento y alimentación; este tipo de sinergias las valoramos y nos instan a continuar.