Protección de humedales de la cuenca de Chepu

Protección de humedales de la cuenca de Chepu

Los ecosistemas de humedales, ríos y lagunas tienen una gran importancia para el territorio de Chiloé. Albergan numerosas especies de flora y fauna (algunas de ella en categoría de amenaza), son parte de los ciclos del agua y del carbono, además de filtrar sedimentos y contaminantes y ser un reservorio de agua dulce que asegura su uso para las comunidades. Las intervenciones humanas sobre estos ambientes hacen que estén constantemente amenazados, por acciones como la sobreexplotación de bosques, la extracción de pompón, la contaminación del agua, entre otras. De esta manera, es importante fijar nuestro foco de atención para la conservación de humedales, ríos y lagunas.

Actualmente, se está llevando a cabo una solicitud para conservar parte de la cuenca del río Chepu a través de la creación de un Santuario de la Naturaleza. El Santuario contemplaría distintos cursos y cuerpos de agua, bosques y dunas. Dada la sensibilidad que posee el lugar, Chepu es parte de los 40 humedales prioritarios para la conservación a nivel nacional. El programa de conservación de humedales busca la protección efectiva de estos ecosistemas, dado que sólo el 46% de la superficie de humedales en Chile (considerando las áreas protegidas de la Región de Magallanes) se encuentra en Parques, Reservas, Monumentos y Santuarios de la Naturaleza.

Esta propuesta está siendo desarrollada por el CECPAN, en conjunto con comunidades locales, el Ministerio de Medio Ambiente, el Consejo de Monumentos Nacionales y Municipalidades. El trabajo inició a finales del año 2017 definiendo límites, objetos de conservación y las amenazas que afectan a Chepu. La propuesta abarcará aproximadamente 1300 hectáreas de terrenos públicos, a las cuales se incorporarán tierras privadas, distribuidas entre las comunas Ancud y Dalcahue.